Según los nutriólogos, la dieta representa un 80 por ciento cuando hablamos de desarrollo muscular. No sirve de mucho que te esfuerces al límite en el gimnasio si no le das a tu cuerpo los nutrientes que necesita para desarrollarse.

Si lo que deseas es aumentar naturalmente el tamaño de tus glúteos, es necesario llevar una dieta balanceada, incluir el consumo suficiente de proteínas: la cantidad recomendada al día es de 0.8 gramos de proteína por cada kilogramo de nuestra masa corporal.

Pescado azul

Tu cuerpo necesita ácidos grasos esenciales y omega-3 para construir masa muscular de calidad. El pescado azul, como el atún, el salmón y la sardina son ricos en proteínas, con un contenido graso variable y relativamente bajo en calorías. Además, poseen una serie de vitaminas y minerales que facilitan las funciones metabólicas del organismo. Aportan proteínas de gran calidad al contener todos los aminoácidos esenciales, omega-3 y omega-6.

Carbohidratos complejos

Se conoce como carbohidratos complejos a los alimentos en su forma integral (pan, arroz, avena, etc.) y se caracterizan por transformarse en glucosa en un tiempo más prolongado que los carbohidratos simples. Esto propicia a una liberación de energía progresiva a lo largo del día, por lo cual el cuerpo buscará utilizar primero la grasa ya acumulada en el cuerpo como fuente principal de energía.

Legumbres

Las legumbres como los frijoles,  alubias y lentejas, entre otras, son una excelente fuente de proteína vegetal y fibra.

Te ayudarán a mantener una óptima salud intestinal y a mantener estables tus niveles de insulina, lo cual es fundamental para el crecimiento muscular y para la absorción y uso de los nutrientes que ingieres.

 Frutas bajas en fructosa

Tu cuerpo utiliza el azúcar como primera fuente de energía y hace que las grasas se depositen en tus glúteos y otras zonas, por ende, si reduces el consumo de azúcar, el cuerpo comenzará a quemar la grasa que tiene almacenada.  Lo mejor es elegir frutas como las fresas, arandanos, zarzamora, toronja, etcétera.

Frutos secos

Ya sean almendras, pistachos, nueces o cacahuetes, el aporte energético que te brindan los frutos secos, así como el valor nutritivo, los hace ideales para combinarlos con cualquier tipo de dieta. Son alimentos ricos en grasas buenas y proteínas.

Ojo: El presente artículo no suple la opinión de un nutriólogo.

Fuentes: musculosyfuerza.com / cosasdesalud.es