El abdomen es una de las partes del cuerpo más complicadas de marcar, sobre todo para las mujeres, ya que tienden a acumular más grasa que los hombres; esto se debe principalmente al factor hormonal. El abdomen no se puede marcar naturalmente si hay exceso de material adiposo en la zona. Por ello, te compartimos los siguientes tips para lograr el abdomen que siempre has querido.

 

Suficiente ejercicio cardiovascular

Antes de soñar con un vientre plano debes reducir tu grasa corporal entre un 15-10%. Eso lo vas a conseguir con una dieta personalizada y ejercicios cardiovasculares. Si no cuentas con una condición física óptima, puedes iniciar con caminatas de 20 minutos y gradualmente ir subiendo la resistencia.

Alimentación adecuada

Para lograr un abdomen definido debes llevar un régimen bajo en grasa, pero ojo, cada persona y cada cuerpo es diferente. Puedes realizar dietas que te aseguran bajar cinco kilos en una semana, pero no te aconsejamos hacer de ello una práctica común, los regímenes alimentarios deben ser personalizados, pensados en tu actividad cotidiana y en la cantidad de calorías que tu cuerpo consume por día.

Fortalecimiento y resistencia

Si eres principiante debes enfocarte en crear resistencia. El fortalecimiento del músculo abdominal es importante, requiere un proceso de resistencia previa para evitar lesiones producidas por un mal movimiento. Deberás hacer un máximo de tres veces por semana un circuito básico, tres veces por sesión. Todo esto por un mes, antes de aumentar la resistencia.

Mantente hidratado

Tomar suficiente agua al día te ayudará a quemar la grasa y construir músculo.

Descanso

Uno de los mitos más grandes que existen en torno al músculo abdominal es que entre más abdominales realices, más rápido lo marcarás. A los abdominales, como cualquier otro músculo de nuestro cuerpo, hay que dejarlos descansar. El trabajo forzado a largo plazo sólo te va ocasionar lesiones. Recuerda, los músculos necesitan descansar para crecer.

Disciplina y perseverancia

Todo el éxito en esta vida está ligado a la disciplina y la perseverancia. Disciplínate con una alimentación balanceada y sé perseverante con tus rutinas.

 

Fuente: lavidacotidiana.es / mipielsana.com