Los ejercicios de lagartijas han sido siempre uno de los  más efectivos y fáciles de hacer. Por que favorecen el incremento de fuerza en brazos y espalda, mejora la postura de la columna vertebral y trabaja abdomen. Los músculos principales que se trabajan con este ejercicio son los triceps, deltoides y pectoral mayor. Realiza estos ejercicios de lagartijas y comprueba que son los mejores para tonificar tus brazos y conseguir mejor condición.

No te quedes con las lagartijas comunes y aprende a hacer las diferentes posturas para este ejercicio y sus beneficios.

¡Brazos a la obra!

Sobre una silla

Coloca las puntas de tus pies en la superficie de la silla. Ubica tus manos fuera de la altura de tus hombros y baja tratando de llegar lo más abajo posible. Inicialmente puedes iniciar con 10 repeticiones e incrementar conforme a tu fuerza.

Manos abiertas

En la misma posición de lagartijas, coloca tus manos lo más afuera de la altura de tus hombros. Baja concentrando la fuerza en tus brazos y pechos. Para este ejercicio de lagartija es necesario que practiques con tu fuerza hasta ir incrementando tu condición.

Diamante

En la misma posición de lagartija, junta tus manos y forma un triángulo con tus dedos pulgares e índices. Cuida al momento de bajar de controlar el movimiento de tus codos hacia atrás y evita abrir demasiado los brazos hacia afuera.

Laterales + flexion

Coloca tus manos casi a la altura de tus hombros,  flexiona tus brazos y regresa volteando tu torso en dirección diagonal al mismo tiempo que levantas tu brazo. Repite nuevamente el movimiento tratando de mantener el equilibrio.

Que tu rutina ya no sea aburrida, realiza todos estos ejercicios y fortalece tus brazos y espalda con la mejor técnica de lagartijas. Recuerda que siempre es importante llevar una dieta balanceada y rica en nutrientes.