Si creías que sólo puedes utilizar la caminadora para correr, te estabas perdiendo de todos estos efectivos ejercicios en caminadora. No sólo puedes realizar ejercicios cardiovasculares también puedes fortalecer las piernas y los glúteos, de manera divertida y diferente.

Con una pierna

Colócate en el extremo del aparato y con velocidad baja, haz una sentadilla deslizando tu pie sobre la banda. Agárrate de los manerales y recuerda concentrar la fuerza sobre la pierna. 

Hazlo por dos minutos y descansa.

Brinco a dos piernas

Sosténte de los manerales frontales de la caminadora. Después junta tus pies, y brinca hacia adelante cuando la banda en esté en movimiento. Flexiona las rodillas cuando caigas.

Ejecútalo por dos minutos y medio.

Hacia atrás a dos piernas

Para este ejercicio necesitarás colocarte al contrario de la pantalla. Sosténte de los laterales y con la punta de tus pies realiza una sentadilla, flexionando suficientemente las rodillas. Recuerda mantener recta tu espalda y la mirada hacia el frente.

Realízalo por 1 minuto y descansa.

Desplante lateral

Colócate en diagonal a la banda móvil y con un ángulo de 90 grados abre y cierra las piernas en desplante. Para este ejercicio es importante mantener el glúteo afuera, esto hará que tengas más control en tu espalda.

No te levantes más de la altura inicial, mantén siempre la misma posición.

Realízalo por dos minutos y medio y descansa.

Desplante lateral corto

En diagonal, haz pequeños saltos abriendo y cerrando tus piernas. Mantén un ritmo adecuado, en este ejercicio puedes aumentar la velocidad para conseguir más estabilidad.

Puedes realizarlo cómo calentamiento, o como ejercicio ejecutándolo por 5 minutos.

Patada para glúteo

Con velocidad baja, camina dos pasos por lado y enseguida levanta la pierna contrayendo la fuerza en el glúteo. Es importante que tengas la cuenta de los pasos que das para evitar repetir o caerte.

Realízalo por 5 minutos y descansa.

 

Implementa estos ejercicios en tu rutina de pierna y glúteo. Recuerda siempre hacerlos con precaución y manteniendo una velocidad adecuada para cada ejercicio.

¡Inténtalo! y siente como poco a poco tus piernas se van fortaleciendo. No olvides alimentarte e hidratarte adecuadamente.