Si ya haz realizado algún deporte o lo has retomado después de un periodo, es probable que hayas experimentado un dolor muscular fatigante al siguiente día.

Esto sucede por alteraciones químicas y físicas de nuestro cuerpo, para que esto suceda es necesario someter nuestro cuerpo a rutinas intensas y sobre esfuerzo físico.

¿Sabes lo que realmente pasa en tu músculo?

En el entorno fitness es muy común escuchar la frase “Si no duele no sirve” pero… ¿qué tan cierto es?

Cuando sucede esto nuestro cuerpo segrega una sustancia conocida como ácido láctico. Proveniente de la descomposición de glucosa cuando no hay oxígeno. El cual está compuesto por es carbono, hidrógeno y oxígeno y se metaboliza de manera rápida en especial en el hígado. La cantidad de producción de ácido láctico dependerá mucho de la composición de la persona y la intensidad de actividad física que realice.

¿Por qué duelen los músculos después de entrenar?

Microscópicamente suceden pequeños desgarres en las fibras musculares los cuales son ocasionados por la intensidad de movimientos. Mayormente sucede cuando hay resistencia (levantamiento de pesas, subir escaleras, sprint)  y en ejercicios anaeróbicos.

¿Por qué duelen los músculos después de entrenar?

¿Cómo sucede este proceso?

El ácido láctico aparece dentro del músculo como consecuencia del procesamiento de un compuesto llamado glucógeno, el cual produce energía para la contracción muscular, esto sucede porque cuando el ácido láctico empieza a acumularse en los músculos, éstos se tornan ácidos.

¿Por qué duelen los músculos después de entrenar?

En este momento en que los músculos no pueden soportar tanta acidez el ácido láctico sale a la sangre, y de allí es llevado al hígado donde se procesa y puede ser almacenado en este para usarse como energía para la contracción muscular.

Puede ser convertido en otro compuesto llamado piruvato, que posteriormente también será transformado en energía para la contracción muscular.

¿Por qué duelen los músculos después de entrenar?

 

¡Entonces sí! Siempre que realices una rutina de alta intensidad y sientas dolor al día siguiente, es por que efectivamente lograste romper las fibras musculares. Recuerda que es importante mantener una sana alimentación para fortalecer los músculos.