Durante mucho tiempo hemos escuchado que beber dos litros de agua al día es bueno para nuestro cuerpo. Pero ¿te has cuestionado qué tan cierto es?

Es cierto que una correcta hidratación es importante para un buen funcionamiento del cuerpo. El estar adecuadamente hidratados hace que las células del cerebro reciban sangre oxigenada y el cerebro se mantenga alerta. El agua es esencial para el funcionamiento de los riñones, ayuda a mantener la elasticidad y tonicidad de la piel, actúa como un lubricante para los músculos y las articulaciones y los ayuda a su correcto funcionamiento. El agua consumida adecuadamente y sin exceso, tiene estas bondades.

Sin embargo, lo que originalmente recomiendan los médicos es ingerir dos litros de LÍQUIDOS al día, esto incluye el jugo del desayuno, la sopa de la comida, el café de media tarde, etc. Según el profesor Spero Tsindos, del Departamento de Dietética y Nutrición Humana de la Universidad de La Trobe, en Melbourne, “esta malinterpretación de beber específicamente dos litros de agua ha conducido a un crecimiento gradual en el uso de agua embotellada”.

“Hace treinta años no veíamos una botella de plástico por ningún lado, ahora parecen accesorios de moda”. Beber agua es sano, agrega. “Pero la industria nos ha hecho creer que beber agua puede contribuir a perder peso, reducir el consumo de bebidas azucaradas y, consumida en una botella, el agua es aún más sana“.

Mientras que Romina Sayar, vicepresidenta de la Asociación Argentina de Nutricionistas, asegura que la recomendación de cantidad del consumo de agua depende de muchos factores: del clima donde vive una persona, tomando en cuenta si hay más calor, cuánto se suda, entre otros; y la persona misma, estatura, peso, cuanto ejercicio hace, transpiración, etc.

Debemos tomar en cuenta que para deshidratarse es necesario perder el 3% del peso corporal en líquidos, lo cual no sucede a menudo al hacer ejercicio moderado. Incluso según el Dr Goldfarb tomar demasiada agua hace que los riñones reduzcan sus funciones.

En 2011, la doctora Margaret McCartney, médico general de Glasgow, llevó a cabo una revisión de los estudios disponibles sobre si realmente los humanos necesitamos beber dos litros de agua para no deshidratarnos.

Encontró que todas las recomendaciones y afirmaciones de que no bebemos suficiente agua “son una tontería” y “no hay evidencia científica que apoye esas afirmaciones”.

Tal como expresó la investigadora “los ocho vasos de agua al día como algo necesario para la salud, es un mito”.

“El agua es una buena bebida y debemos beber todo lo que deseamos o necesitemos cuando tenemos sed”. “Pero la idea de que hay una cantidad ‘perfecta’ que debemos beber no está basada en evidencia”.

Fuente: BB Mundo, HolaCiudad!, Instituto Europeo de Hidratación