Comer sin realmente tener hambre es algo que seguramente has hecho en más de una ocasión, pero ¿Qué tanto sabes sobre el hambre emocional y el hambre física? ¿Cómo puedes distinguir cuando tu hambre no es física? Haz girar las tarjetas y descubre todo sobre estos dos tipos de hambre.