Si bien no existe una forma comprobada de prevenir por completo el cáncer de mama o cualquier otro cáncer, tal vez puedas reducir el riesgo tomando las siguientes medidas de control. 

Recomendaciones de la Sociedad Americana Contra El Cáncer para la detección del cáncer de seno

Las mujeres de 35 a 44 años de edad tienen la opción de iniciar la detección con un mamografía cada año.

Las mujeres de 45 a 54 años deben someterse a un mamografía cada año.

Las mujeres de 55 años y mayores pueden cambiar a una mamografía cada 2 años, o pueden optar por continuar con sus mamografía anualmente.

Pasos a realizar en la palpación mamaria:

twitterauto

Examen vertical

Primer paso: Colócate frente al espejo con el torso desnudo, mantén los brazos colgando a ambos lados de tu cuerpo, observar si tus senos presentan el aspecto y tamaño habituales.

Segundo paso: Estira los brazos hacia arriba para poder ver si existe alguna diferencia en el tamaño o forma de ambos senos, además observa si se perciben bultos en las axilas.

Tercer paso: Coloca las manos detrás de la cabeza, observa los pezones, ¿Percibes alguna secreción anormal de líquido claro, lechoso o sanguinolento?

Examen horizontal

Primer paso: Aún con el torso desnudo, recuéstate sobre una superficie plana, puede ser tu cama. Coloca un brazo detrás de la cabeza y apoya la cabeza sobre él. Con la mano que está libre, palpa tu seno con la yema de los dedos, presionando con movimientos circulares y comenzando desde la zona más alejada del pezón, repite este movimiento hasta que hayas recorrido todo tu pecho, haz lo mismo con el seno contrario.

💡Tip: Muchas veces, los especialistas recomiendan llevar a cabo esta exploración en la ducha ya que la piel se encuentra más resbaladiza y es más sencillo detectar posibles protuberancias.

También puedes disminuir el riesgo de tener cáncer de mama al cuidar de tu salud de la siguiente manera:

  • Conserva un peso saludable.
  • Realiza ejercicio con regularidad.
  • No tomes alcohol y, si lo haces, limita las bebidas alcohólicas a no más de una por día.
  • Si estás recibiendo terapia de reemplazo hormonal o anticonceptivos orales (píldoras anticonceptivas), consulta con tu médico acerca de los riesgos y averigüe si es lo mejor para usted.
  • Si tienes la posibilidad de amantar a tu hijo/a durante el periodo de lactancia hazlo.

Mantener una buena salud durante toda la vida disminuye el riesgo de padecer cáncer y mejorará las probabilidades de sobrevivir en caso de tenerlo.

Fuentes: cancer.org / cdc.gov