Esta receta además de tener el delicioso sabor del atún Tuny, queda riquísima con un dip, en un sandwich o para comerlo solo, dale gusto a tu paladar.

Ingredientes de la masa

1 kg de harina de trigo
200 gr de mantequilla
100 gr de azúcar
1 cucharada grande de sal
2 cucharadas grandes de levadura
200 ml de leche
100 ml de agua
2 huevos (uno para la masa y otro para pintar)

Ingredientes del relleno

2 latas de lomo de atún Tuny
300gr de queso manchego
3 dientes de ajo
200 gr de jitomate deshidratado
1 ramillete de perejil
1 cucharada de mantequilla
sal y pimienta al gusto

Preparación de la masa

Primero calentamos los 100 ml de agua y agregamos una cucharada de azúcar, junto con las dos cucharadas de levadura y mezclamos La dejamos reposar de 3 a 5 minutos en un sitio oscuro y sin corrientes de aire hasta que fermente.

Vertemos el contenido en un recipiente grande junto con la leche, el azúcar restante, el huevo, la mantequilla, la harina y por ultimo la sal. Procuremos siempre que la sal no entre en contacto directo con la levadura porque la destruye y la masa no crece.

Amasamos dentro del mismo recipiente y ya cuando los ingredientes estén unidos. Aquí es el punto donde tenemos más harina a la mano ¿porqué? porque siempre es necesario agregar un poco mas hasta conseguir una masa suave pero que se desprenda de las manos.

Luego del amasado, la hacemos bolita y la volvemos a meter en el recipiente dentro de un sitio cerrado y cálido. (puede ser dentro del horno sin prender, con una ollita al lado de agua hirviendo para añadir humedad y calor). La dejamos reposar 1 hora o hasta que duplique su tamaño.. lo que ocurra primero.

Preparación del relleno

Picaremos el ajo, los jitomates y los sofreiremos en la mantequilla por unos 3 minutos aproximadamente. Luego agregamos el atún la sal y pimienta al gusto y por ultimo ya cuando esté casi listo, el perejil.

Preparación del pan

La masa la dividiremos en 2 o en 3 según la cantidad de panes que queramos. La extendemos sobre la mesa que enharinamos un poco para que no se nos pegue y dejamos un espesor de 1 cm. No menos, porque sino, como el queso se funde con el calor y se saldrá por todos . La otra opción para que no se salga, es colocar el queso solo en un lateral de la masa y empezamos a enrollar por ese lado, cosa que al quedar envuelto con la otra mitad que no tiene queso, éste quedará en el centro y hay menos probabilidades de que se escurra por ahí.

Lo cubrimos con el queso, luego con el relleno que debe estar ya frío y enrollamos sellando bien por los extremos.

Batimos la yema del otro huevo con un poquito de aceite y pintamos el pan. Precalentamos el horno a 200ºC

Hornearemos los panes por 1 hora aproximadamente. Los primeros 25 minutos a 200ºC pendientes siempre que no se nos queme, y luego bajamos la temperatura a 180ºC y terminamos de hornear hasta completar la hora. Si los panes son pequeños estarán listos en menos tiempo.