Ingredientes

2 cebollas moradas pequeñas, cortadas en media luna
2 cucharadas de aceite de oliva extra virgen
1 cucharada de azúcar
¼ de taza de vino blanco
1 cucharada de vinagre balsámico
Sal y pimienta al gusto
2 medallones de atún Tuny
½ taza de pistache finamente molido

Proceso

Precalienta el horno a 450 grados. Cubre una bandeja para hornear con papel de aluminio.

En una sartén grande antiadherente, calienta 1 cucharada de aceite de oliva a fuego medio-alto. Saltea las cebollas durante 5-6 minutos o hasta que empiecen a ablandarse. Agrega el azúcar y saltea otros 2-3 minutos, hasta que empiece a dorarse ligeramente. Agrega el vino blanco y deja cocer a fuego lento hasta que el vino se evapore. Baja el fuego, agrega el vinagre balsámico y continúa cocinando, revolviendo ocasionalmente, durante otros 5 minutos. (El tiempo total de cocción de las cebollas es de aproximadamente 15 minutos). Retira del fuego; Sazona al gusto con sal y pimienta.

Rocía los filetes de atún con la cucharada restante de aceite de oliva, frótalos por ambos lados y sazona con sal y pimienta.

Coloca el pistache en un plato poco profundo. Sumerge los filetes de atún en las nueces de pistache, presionando suavemente para crear una costra en ambos lados del atún. Coloca los filetes con costra suavemente en la bandeja para hornear; Sazona con sal adicional, y un chorrito de aceite de oliva.

Asado por 5-6 minutos. (Cocina por más tiempo si prefieres que esté más cocinado en el medio). Alternativamente, puede dorar el atún por 2 minutos por lado y simplemente terminar en el horno por unos minutos.