Aquí estamos al inicio de otro año, reflexionando sobre el año que pasó y deseando alcanzar nuestros propósitos de año nuevo.

Muchas personas se enfocan en metas sin un propósito o visión clara. El objetivo de la auto-conciencia es darse cuenta y conocerse a sí mismo. Al hacerlo, es probable que elijas objetivos que resuenen con tu ser más profundo.

Autoevaluación

Necesitarás un blog de notas y un momento de tranquilidad, este proceso requiere escribir tus pensamientos e ideas que primero se te ocurran. No te preocupes por las respuestas correctas durante esta etapa, se trata de ver los pensamientos en papel mientras nos preguntamos:

¿Qué es lo que realmente quiero?

¿Por qué quiero este objetivo?

¿En que me convertiré cuando logre este objetivo?

Escribe las preguntas en tu libreta, dejando espacio para observar los pensamientos que vienen a la mente. Muévete rápidamente anotando cualquier pensamiento espontáneo que emerja.

Una vez completado este proceso, reflexiona sobre las preguntas que escribiste

Definir la Meta

Una vez que hayas contemplado tus respuestas, ahora es el momento de definir tus objetivos. Estás un paso más cerca de crear metas que es probable que logres y disfrutes persiguiendo.

Anota las metas que te gustaría lograr este año. Se específico con los objetivos, por ejemplo: ” haz más tiempo en tu rutina para divertirte y ve de vacaciones a un lugar exótico dos veces al año” Agrega una fecha de finalización.

Tu objetivo es sintonizar con la frecuencia correcta de tu mente y sus deseos más profundos. Sugiero realizar una comprensión básica de la kinesiología para decidir si tus declaraciones de objetivos son verdaderas o falsas.

Revisar y Refinar

Una vez que hayas creado y escrito tus objetivos, mantenlos en un lugar accesible para que los puedas revisar regularmente.

Los expertos en motivación aconsejan que para alcanzar tus objetivos debes revisarlos por lo menos dos veces al día.

 

Al seguir los pasos anteriores hemos creado propósitos de año nuevo que han sido poderosos y alineados con mis verdaderos deseos. Los objetivos son fáciles de alcanzar ya que sin una expresión más profunda de mi ser interior.