Los niños de hoy no se divierten con los mismos juegos con los que jugaron sus padres o sus abuelos. Este verano puede ser una buena oportunidad para enseñarle a tus hijos esos juegos que te hacían pasar horas de diversión y como plus tu también te diviertes recordando esos buenos momentos.

Frío-Caliente:

nina-tuny

(Designed by nensuria / Freepik)

Toma un elemento relativamente pequeño (puedes usar de los mismos juguetes de tu hijo/s) y escóndelo en un lugar accesible para tu hijo/s (que no sea un lugar alto o peligroso). Mientras busca el objeto lo vas ayudando dándole las pistas: “congelado” si  están muy lejos del objeto, “frío” cuando se está alejando del objeto, “caliente” cuando van en la dirección correcta, “te quemas” si está a punto de encontrarlo. Para hacer el juego más emocionante, y si tu presupuesto lo permite, puedes ir escondiendo diferentes objetos, como huevos de chocolate con sorpresa incluida, “vales” (hojas de colores con un valor asignado) vale por un helado, vale  por una ida al parque de diversiones, vale por un juguete, etcétera.

Títeres

marioneta-tuny

 ¿Alguna vez hiciste títeres con calcetines viejos? Con esta actividad los niños se divertirán y se van a entretener por un largo rato. El primer paso es acercarles todos lo materiales que te sean posibles: calcetines viejos, botones, hilo de estambre, purpurina, pegamento para tela, en fin, todo lo que tengas a tu alcance y que pueda ayudar para la creación de estas marionetas.

marioneta-tuny

Segundo paso: con una caja de cartón de buen tamaño recrea un escenario donde las marionetas darán un buen espectáculo.

teatro-para-titeres

Una vez terminados los títeres y listo el escenario podrá comenzar la función.

Stop

Si bien la frase con la que abre este juego no es de lo más amistosa, no cabe duda que es muy divertido. Para jugarlo es necesario un mínimo de 4 personas, y se recomienda hacerlo en un lugar amplio, puede ser el parque o el patio de la casa.

Dibuja un círculo en el piso con un gis. Al centro dibuja otro circulo más pequeño y escribe dentro del mismo la palabra stop, a continuación divide el resto del circulo en el número de personas que van a jugar, como si fueran las rebanadas de una pizza. Dentro de cada “rebanada” cada quien escribe el nombre de un país, es importante que el nombre no se repita. Para comenzar a jugar, todos deben colocar su pie derecho en el respectivo nombre del país que eligieron, a excepción del jugador de más edad, éste debe poner su pie en el círculo que dice stop y cantar la frase: “Declaro la guerra en contra de mi peor enemigo que es (menciona el nombre del país de un compañero). Al escuchar el nombre, todos salen corriendo menos al que escogieron, éste debe poner rápidamente su pie sobre el círculo pequeño y gritar stop. Todos sus compañeros se tienen que inmovilizar (con la ventaja que pueden girar en su mismo eje para ver al que está al centro del círculo). El compañero del centro escoge alguno de sus amigos para tratar de adivinar el número de pasos que los separa, si adivina pondrá una equis (x) en la “rebanada” del elegido y éste jugará en la próxima ronda. En caso de no adivinar, tendrá que colocar la equis en su nombre y volver a declarar la guerra. Se van eliminando las personas que junten cinco equis (xxxxx) y gana el que menos equis acumule.

Éstos son sólo algunos ejemplos, pero existen infinidad de actividades que puedes hacer con los más pequeños de la casa. Comparte con tus hijos buenos momentos, el tiempo de calidad que les ofrezcas quedará impreso como un grato recuerdo por el resto de su vida.

 

Foto de portada: Designed by Pressfoto / Freepik