1.Zanahorias: Puede comerlas

Tanto las zanahorias crudas como las cocidas son seguras para que las coma tu perro.
Las zanahorias son bajas en calorías y una buena fuente de vitaminas, minerales y fibra. Esto los convierte en un alimento muy saludable para que su perro los coma.
Antes de darle zanahorias a tu perro, asegúrate de cortarlas en trozos pequeños para evitar que se ahogue.

2. Uvas y pasas: no puede comer

Nunca debes darle uvas o pasas a tu perro.
Las uvas y las pasas contienen compuestos tóxicos que son perjudiciales para los perros. Tienen el potencial de conducir a una insuficiencia renal rápida y la muerte.
Incluso pequeñas cantidades de uvas y pasas pueden enfermar a su perro, por lo que es importante evitar dárselas a su perro por completo.

3. Sal: Límitado

La sal debe ser limitada en la dieta de su perro.
El consumo excesivo de sal puede provocar envenenamiento por sal o privación de agua en los perros, lo que puede causar vómitos, diarrea, vómitos y convulsiones. En casos severos, altas cantidades de sal pueden ser fatales.
Para evitar efectos adversos, no debe alimentar a su perro con alimentos salados, como papas fritas o pretzels. Además, siempre asegúrese de que su perro tenga agua para beber, lo que puede evitar la privación de agua.

4. Mantequilla De Maní: Puede Comer

La mantequilla de maní es un tratamiento saludable y seguro para que los perros coman en cantidades moderadas.
Sin embargo, es mejor limitar la ingesta de mantequilla de maní de su perro. Dado que la mantequilla de maní tiene un alto contenido de grasa y calorías, puede aumentar de peso si come demasiado.
Además, asegúrate de alimentar a tu perro con mantequilla de maní sin sal. En general, la mantequilla de maní tiene ingredientes adicionales, como la sal, que pueden ser perjudiciales para su perro.

5. Huevos: puede comer

Los huevos cocidos son perfectamente seguros y nutritivos para los perros.
Un huevo mediano proporciona algo de casi todas las vitaminas y minerales, además de muchas proteínas. Hay afirmaciones de que los huevos también pueden ayudar a aliviar las náuseas en los perros, aunque no hay evidencia científica detrás de esta afirmación.
Es importante tener en cuenta que debe evitar alimentar huevos crudos a su perro. Si bien los perros normalmente no se enferman al comer huevos crudos, las bacterias, como la Salmonella, pueden propagarse del perro a sus dueños humanos, lo que aumenta el riesgo de infección

6. El salmón: puede comer

El salmón cocido y deshuesado es un alimento seguro y saludable para su perro.
El salmón es una gran fuente de ácidos grasos omega-3, que se sabe que reducen la inflamación y pueden ayudar a mantener la piel y el pelaje de su perro
Sin embargo, debes evitar alimentar a tu perro con salmón crudo. Puede contener un parásito que se sabe que causa la enfermedad por envenenamiento por salmón, que puede ser fatal

7. Chocolate: no lo puede comer

Es ampliamente conocido que los perros nunca deben comer chocolate.
Esto se debe a que el chocolate contiene teobromina y cafeína, dos estimulantes que los perros no pueden metabolizar de manera eficiente
Si su perro come chocolate, puede presentar síntomas como vómitos, diarrea y deshidratación. Estos síntomas pueden llevar a complicaciones más graves, como sangrado interno, temblores musculares, convulsiones y muerte
Las variedades de chocolate más oscuras y menos dulces, como el cacao en polvo y el chocolate de panadería sin azúcar, son más tóxicas para los perros que las variedades endulzadas, como el chocolate con leche.
Sin embargo, no le dé a su perro ningún tipo de chocolate.

8. Queso: Limitado

El queso es seguro para la mayoría de los perros para comer en pequeñas cantidades.
Debido al contenido de grasa y lactosa del queso, algunos perros pueden tener síntomas digestivos, como dolor de estómago y diarrea, después de comerlo (13, 14).
Para evitar síntomas desagradables, es mejor introducir el queso en la dieta de su perro gradualmente. También puede ayudar a alimentar a su perro con quesos bajos en grasa, como la mozzarella.

9. Arándanos: se puede comer

Los arándanos son seguros y nutritivos para que los perros coman.
Los arándanos son una rica fuente de antioxidantes que combaten las enfermedades y brindan una cantidad significativa de vitaminas, minerales y fibra, todos los cuales pueden beneficiar la salud de su perro.
Además, los arándanos son bajos en calorías y de tamaño pequeño, lo que los convierte en un excelente tratamiento para la salud de su perro.

10. Palomitas de maíz: se puede comer

Los perros pueden comer palomitas de maíz como un tratamiento ocasional, siempre y cuando no contenga ningún ingrediente extra.
La sal se agrega a menudo a las palomitas de maíz, lo que puede llevar a complicaciones graves si su perro come demasiado. La mantequilla y el aceite son otros ingredientes comunes de las palomitas de maíz que son altos en grasa y pueden causar pancreatitis en los perros si se consumen en exceso.
Por estas razones, es mejor alimentar a su perro con palomitas de maíz.
Los granos de palomitas de maíz también son un peligro de asfixia y pueden atascarse en los dientes de su perro, por lo que solo debe proporcionar a su perro granos completamente reventados.